En un mundo moderno como el que vivimos, donde el tiempo vuela por las actividades que realizamos cotidianamente, un horno de microondas es fundamental, porque en pocos minutos podemos tener nuestra comida caliente, y además ahorrando gas.

Por esta razón, te compartimos algunos tips para que cuides tu microondas:

Programa bien tu microondas:

Checa bien las instrucciones, para que hagas una programación adecuada, siempre respetando los tiempos y potencia recomendados para cocinar cada alimento.

No enciendas el horno sin comida:

Nunca se debe encender el microondas vacío, porque el magnetrón (el cual produce las ondas), podría dañarse.

Prohibido colocar objetos de metal:

Jamás se deben meter utensilios de metal, porque esto provocaría una descarga al contacto con las ondas del horno.

No uses el microondas como estante:

Evita colocar cosas encima del horno. No lo uses como repisa, porque se corre el riesgo de que cualquier sustancia se derrame en el interior del aparato, también se podría obstruir la ventilación, provocando un sobrecalentamiento.

Limpieza adecuada:

No se deben usar productos abrasivos ni estropajos para la limpieza, solo se debe realizar un paño húmedo y una mezcla de agua tibia y jabón.

En caso de que se haya derramado algo en el interior, saca la bandeja y lávala más a fondo, se debe secar y se vuelve a colocar.

Artículo creado con información de El Mueble.com.